así descubrí

el yoga

Me gustaría compartir contigo cómo descubrí el Yoga por primera vez.

Así descubrí el Yoga

0 Flares 0 Flares ×

Ya han pasado casi 20 años desde que descubrí el Yoga, y lo recuerdo como si fuera ayer. Caminando por la calle con mi amiga Rocío, vi un cartel que daban clases de yoga en un centro cerca de casa y de repente me atrajo la curiosidad . Era algo nuevo, diferente, místico…pero también me creaba incertidumbre ¿qué me iba a encontrar allí? Por aquél entonces el yoga no se conocía como ahora, la gente decía de todo: que los que hacían yoga eran raros, que a ver donde me metía…etc, etc, etc. Pero a mí me llamaba más aún la curiosidad. ¿Y que tenía que perder si además me acompañaba mi mejor amiga?.

Poco a poco mis clases pasaron de ser simples ejercicios posturales para mejorar mi flexibilidad a adentrarme cada vez más en otros aspectos relacionados con la calidad de vida. Comencé a leer libros de auto-ayuda, estudié herbo-dietética, cambié mis hábitos, aposté por una alimentación saludable, a ser un poco más ecológica y comencé a colaborar en proyectos solidarios. Un camino que decidí seguir y en el cual sigo aprendiendo día a día.

Me formé en varias escuelas de yoga, aprendí de grandes maestros y distintos estilos de yoga. He de decir que tuve profesores de todo tipo (unos místicos, otros estrictos, mi gran maestra Sole que tanto aprendí de ella, y sí, es verdad, alguno un tanto “raro”).

Cuando decidí impartir clases, lo que siempre tuve claro es que mi metodología sería divertida. Comprendo perfectamente el primer día de cada alumno, sus nervios y sus reticencias a lo que se van a encontrar. Por eso, y porque yo también estuve en su lugar un día, en nuestras clases se practican asanas, respiraciones y relajación. Pero además se comparten experiencias entre los alumnos, somos una pequeña familia y todo ello porque no ¡de forma divertida!

Si lo que buscas es mejorar tu estado físico, tener tu momento de relax al día y rodearte de gente increíble, puede ser que hayas encontrado tu espacio. ¿Por qué no te animas a descubrir el yoga? Puede ser que te cambie la vida como me pasó a mí 🙂

Patry

 

0 Flares Facebook 0 Twitter 0 Google+ 0 0 Flares ×

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.